La instalación MMM viste de rojo y rosa nuestro III Aniversario

Lo prometido es deuda. En el anterior blog nos comprometimos a ofreceros el avance del proyecto de interiorismo para nuestro aniversario elaborado por los alumnos del  Curso Superior Universitario de Diseño de Interiores de la Universidad Complutense de Madrid, y aquí está. MMM comienza a ser una realidad.

“Ha sido un fin de semana de mucho trabajo”, confiesa Míguel Ángel Nadal pero, a pesar de las dificultades iniciales que plantea una gran instalación, el arquitecto valenciano reconoce que la construcción se está ejecutando conforme a los planes previstos: “Confiamos en el techo porque era la superficie que más posibilidades ofrecía, por tiempo de resolución, por factores como la economía y por visualizar  una gran zona de Mercado Moncloa  un tanto ignorada y creemos haber acertado, todo marcha según lo previsto”, resuelve Nadal tras los dos días iniciales de trabajo.

El equipo conformado por los valencianos Miguel Ángel Nadal  y José Venancio , la zaragozana Lucía Ferrer y la gallega, María Lafuente trabaja desde inicios de semana entre el personal de Mercado Moncloa con celo y de forma tan invisible, como la seda de pescar que utilizan para la fijación de algunas de las estructuras de MMM.

“Las muestras de aprobación del personal que comparte con nosotros estas horas de instalación es el motor para que todo esté listo el próximo jueves”,  agradece Miguel Ángel. Y es que, todo el equipo que cada día trabaja a su servicio en Mercado Moncloa vive estos días previos al Tercer Aniversario con la emoción que requiere haber recibido tanto agradecimiento durante estos tres años.

Miguel Ángel se detiene hablándonos de origami, de niveles creativos, de volúmenes, de movimiento, de color, de espacios y de estructuras mientras con sus palabras parece dar forma a MMM. “Hemos respetado las estructuras y no se daña nada”, matiza orgulloso el interiorista antes de terminar nuestra conversación,  otorgando así a MMM los valores de respeto que toda obra debe integrar y reconociendo también el trabajo de todo un equipo y las horas que sus pequeñas esculturas de papel requieren para que pronto podamos disfrutarlas.

deco merca