¿Nos vamos de afterwork?

Son las siete de la tarde, está a punto de acabar una dura jornada laboral, en la oficina, el sonido del teléfono todavía resuena en tu cabeza, en la mesa se acumulan montañas de papeles y sólo tienes ganas de salir por la puerta del despacho para volver a casa. Espera, ¿a casa? No, antes, nos vamos de afterwork